Paleta de Colores

cocina decoradas en blanco, azul turquesa y verde limón
Paleta de colores

Ya os he hablado de cómo decorar las paredes de la casa con baldosas. Ahora os hablaré cómo decorar cada habitación del hogar según  sus características, su iluminación, e incluso, vuestro estado de  ánimo. Contamos con una amplía paleta de colores y en muchas ocasiones nos  perdemos con tantos colores, espero ayudaros a elegir el color adecuado.

Decoración con emociones


Esquema de colores
Esquema de colores

Empecemos hablando de que existen colores fríos y cálidos. Los fríos son  los que van del azul al verde y los colores cálidos son los que van del rojo al amarillo. Se llaman así por las sensaciones que nos trasmiten tanto los colores fríos como los cálidos. Un color cálido complementa a un color frío y viceversa, pero veremos en que proporciones debemos  usar  cada uno de  ellos en una  habitación.


salón en amarillo, blanco y negro
Salón decorado con colores fríos y cálidos

 Es conocida la regla del 60-30- 10, lo que nos da  a  entender qué cantidad de color  hay que seleccionar para decorar una habitación. Es decir, si nos decidimos por un color frío, el sesenta por ciento de la decoración debe ser, por ejemplo, azul. El treinta por ciento puede ser  blanco, pero es aconsejable que el diez por ciento sea de un color cálido. De esta manera, le ponemos ciertas pinceladas de color cálido para que no nos resulte tan fría la  habitación.

Llegados  a este  punto os preguntaréis, "bueno, entonces, ¿de qué color pintamos una habitación?". esta preguntta es  un tanto personal. Depende del estado de ánimo que queráis reflejar en ella.


Emociones que trasmiten los colores
Psicología del color

Os dejo esta infografía que os pueden ayudar a elegir el color perfecto para decorar cada una de las estancias del hogar.

El rojo es apasionante y estimulante. Se recomienda para las zonas de comedor.

El azul trasmite calma y quietud. Ideal para los dormitorios.

El verde, color de la naturaleza por excelencia, es un color muy fresco y relajante. Para esos rincones de relajación.

El amarillo es un color alegre que incita diversión, energía.

El naranja, tono dominante. Es idóneo para zonas de comedor.

El violeta evoca al misterio, trasmite tristeza.

El rosa es ideal para habitaciones femeninas y románticas.

El marrón nos recuerda a la tierra, a lo rústico. Es indicado para habitaciones masculinas.

El blanco indica limpieza y pulcritud, relajante. Se usa habitualmente para los salones.

El negro es un color que aporta sofisticación a los ambientes.



Sólo nos queda indicar que hay que tener en cuenta la iluminación natural de la habitación. Si ésta es muy clara y espaciosa nos da margen para elegir tonos más oscuros. En cambio, si estamos hablando de zona más oscuras optaremos por  colores más claros para darle amplitud al habitáculo. Jugaremos con tonos  oscuros para acerca visualmente las paredes o, por el contrario, usaremos tonos más claros para dar la sensación de que se aleja la pared.

+

Copyright 2013 Madera, paja y ladrillo